Autenticas del Perú

  • nuestra en Entel

Para Mamás

Gritar puede dañar el vínculo con nuestros hijos

por Auténticas

Nuestras emociones cuando estamos alterados son difíciles de controlar, pero podemos dar lo mejor de nosotras como madres. Controlar nuestras emociones es una opción excelente para comenzar a dar un buen ejemplo a nuestros hijos. Para lograr esto es necesario cumplir una serie de pasos que serán muy útiles.

  1. Adquirir un compromiso: Este es el paso más importante debido a que se reconoce que queremos ser mejores personas en la educación de nuestros hijos y dejaremos de gritarles.
  2. Tiempo: Para controlar nuestras emociones es necesario perseverar y nunca desistir de la meta. Requiere un gran esfuerzo para los padres, ya que, la desobediencia es lo que nos suele alterar.
  3. Recordar que nuestros hijos tienen un comportamiento adaptado a la edad: Los niños suelen tener comportamientos asociados a su edad, por ejemplo, un niño de 7 años suele tener un comportamiento de siempre querer jugar y es nuestra obligación recordar los deberes que tienen dentro y fuera del hogar sin necesidad de gritar.
  4. Respirar hondo y continuar: La paciencia no se forma en un solo día, es necesario poner en practica ejercicios de meditación para controlar nuestras emociones.

Las medidas positivas harán progresar la relación con tus hijos. Fomentar los valores de honestidad, respeto, amor y empatía tendrá el resultado que nuestros hijos sean unas asombrosas personas en el futuro. El gritar a nuestros pequeños tiene graves consecuencias, como afectar el autoestima, ser personas agresivas o depresivas.

Luego de una disputa o un mal comportamiento de tus hijos, lo mejor que puedes hacer es por optar una actitud de calma. Dale un tiempo a que tu ira se aplaque y luego procede a hablar con tu hijo de porqué hizo las cosas de manera incorrecta. Al momento de hablar, puedes recomendarle opciones para que mejore su comportamiento y si no te obedece puedes llevarlo a terapias con un profesional.

Recuerda que gritar a tus hijos los aleja y solemos perder el respeto de ellos. Gritando, sólo ganamos más gritos y malos ratos en el hogar.

Déjanos tu comentario!
Auténticas
Auténticas