Autenticas del Perú

  • nuestra en Entel

Free

El machismo versus las jóvenes empresas tecnológicas con potencial

por Auténticas

Muchas hemos vivido en carne propia lo que el machismo puede causar en el Perú, desde no ser considerada para un puesto importante, hasta tener un sueldo por debajo de lo que gana un hombre que realiza las mismas actividades que nosotras. Pero ahora ese prejuicio social va contra los sueños de muchas emprendedoras que no pueden hacer despegar sus empresas.

 

Según Katherina Kuschel, docente de la Semana Internacional ESAN, en nuestro país solo el 10% de proyectos (ideas de negocio) son liderados por mujeres, pero no porque no haya propuestas interesantes sino por las barreras que crea el machismo.

 

“Existen las creencias de que las mujeres tienen que ser las amas de casa, dedicadas a la familia”, señaló Katherina. Por ende, muchas terminan con un trabajo part-time o con ninguno.

 

Sin embargo, las mujeres emprendedoras tienen ciertas características que los hombres no, por ejemplo, se tardan más en lanzar un emprendimiento porque quieren prepararse al máximo.

 

“Se ha creado una cultura en donde los hombres son más agresivos al tomar decisiones. Nosotras miramos el todo y por ello demoramos un poco más en llegar al objetivo final. No somos tan radicales, pensamos en todas las aristas antes de dar el siguiente paso”, describió Amparo Nalvarte, CEO y fundadora de la startup peruana Culqi.

 

Las mujeres somos muy buenas para el crowdfunding

El crowdfunding o financiación colectiva para impulsar una empresa, es una de las formas más novedosas de hacer que una idea de negocio con mucho potencial despegue y se convierta en una realidad.

 

“Las mujeres levantan más capital vía crowdfunding que los hombres. “Ellas son muy buenas al explicar el producto en un resumen. Cuando no hay estereotipos ni barreras, pueden mostrar su proyecto sin interrupciones”, asegura Katherina Kuschel.

Si somos buenas para ciertas acciones dentro del mundo empresarial, cuáles serían las soluciones para que cada vez más mujeres vean sus negocios crecer. Según las expertas, estas serían algunas:

  • La educación es clave en el proceso. Desde pequeñas se les debe inculcar el germen emprendedor sin prejuicios y adoptando un lenguaje inclusivo: ni el rosado es para mujeres ni la tecnología para chicos.
  • Se debe crear redes empresariales y fondos concursales que incluyan participación femenina.
  • Visibilizar casos de éxito locales que generen modelos de rol a seguir. De esta manera más jóvenes verán que una mujer peruana y emprendedora puede ser exitosa en tecnología.
Déjanos tu comentario!
Auténticas
Auténticas